Nueva Reforma del mercado de valores español 2016-17

Todo de plata que representa la bolsa de stocks con un billete de 100 EURQuizá más de uno habíamos oído hablar de la nueva reforma del mercado de valores español que entró en vigor el 27 de Abril del pasado 2016. Con todo, podíamos leer en diarios de renombre como Expansión, las declaraciones de José Luis Rebollo, jefe de departamento de Valores de Cecabank afirmando que: “el cliente que se dedica a operar en Bolsa no va a notar las diferencias”. Pero, ¿qué tiene esta afirmación de cierto? Como ya es habitual, muchos de nosotros somos escépticos en cuanto a mensajes de tranquilidad se refiera, máxime cuando estos son divulgados por autoridades o personalidades vinculadas a circunstancias económicas. Ciertamente, aunque la CNMV insista en que los cambios son despreciables para el populacho, las reformas nos influyen a todos los inversores.

¿Cómo va a ser esta reforma?

Los cambios tendrán lugar en dos fases:

  • Primera fase: 27 de abril 2016, implantación de la ECC (Entidades de Contrapartida Central o Cámara de Compensación, cuyo nombre es BME CLEARING) y paso del SCL al nuevo sistema (“Servicio de Compensación y Liquidación de Valores” admitidos a negociación en la bolsa española, el cual se encarga de la anotación y compensación de valores de renta variable).
  • Segunda fase: 18 de septiembre 2017, paso de CADE (“Central de Anotaciones de Deuda Pública” que, como su nombre indica, se refiere a los valores de renta fija) al nuevo sistema y conexión a T2S (Target2-Securities, plataforma paneuropea de contratación).

¿Cuáles van a ser los cambios?

  1. Paso a un sistema de registro basado en saldos, por lo que se eliminan las Referencias de Registro.
  2. Introducción de la ECC (Entidades de Contrapartida Central o Cámara de Compensación, cuyo nombre es BME CLEARING).
  3. Integración en una única plataforma de los actuales CADE (“Central de Anotaciones de Deuda Pública”- Renta fija) y SCLV (“Servicio de Compensación y Liquidación de Valores”- Renta Variable).
  4. Se creará una base de datos gestionanada por Ibeclear para supervisar el sistema, de manera que la entidad haga la veces de intermediario entre entidades emisoras y participantes a la hora de identificar a los accionistas, etc.
  5. Conexión a la plataforma paneuropea de contratación: Target2-Securities

Puedes consultar toda la información referente al tema en la página oficial de Iberclear: http://www.iberclear.es/esp/Entidades/Reforma.aspx. Sin embargo, la descripción de los cambios es más bien sintética y difícil de enteder.

¿En qué nos afecta a los inversores?

  • Desaparece el principio de aseguramiento de la entrega:

    ¿Qué quiere decir esto? Hasta ahora un inversor que comprase acciones de Santander, a través de un intermediario español, tendría los títulos disponibles inmediatamente en su cuenta (indicado por el intermediario: banco o bróker en cada caso), es decir, disponibles en el momento de la contración.

    A partir de ahora, el comprador no tendrá las acciones disponibles hasta el momento de liquidación, es decir, cuando el vendedor entregue los títulos y por supuesto, tampoco tendrá los derechos sobre las mismas (este proceso tarda tres días). De esta manera ya no existe un trato directo entre el bróker que compra y el que vende, ya que la la Unidad de Contrapartida Central (UCC) va a obrar como intermediario entre los mismos.

  • Nuevas fechas para la participación en los eventos coporativos (cobro de dividendos, participaciones, ampliaciones, etc.):
    1. Dividendos: a partir de ahora los inversores con derecho a recibir dividendos serán aquellos que hayan comprado las acciones (ex-date) antes de la fecha D-4. Hasta ahora sólo bastaba con tener las acciones desde D-1; tras la reforma el inversor tendrá que haber adquirido las acciones 4 días antes como mínimo.
    2. La liquidación de las operaciones en renta variable española se realizará en la fecha D+2 (dos días después) y no en la actual D+3.
  • Cuentas de segregación individuales o cuentas de segregación omnibus:

    Aquí la Unidad de Contrapartida Central jugará igualmente un papel protagonista, puesto que, una vez comprados los títulos al bróker vendedor X (recordamos que ahora la UCC hace las veces de intermediario entre brókers), entregará dichos valores al bróker comprador Y, depositándolos en una cuenta omnibus y no directamente en la cuenta del cliente.

    ¿Qué quiere decir todo esto? Simplemente que los brókers serán, con esta reforma, los titulares de la acciones de sus inversores y llevarán un registro propio de las mismas a nivel interno. Ahora bien, aquellos inversores que decidan compartir la titularidad de sus acciones con el bróker, pueden igualmente registrar una “cuenta de segregación individual” (Individual Segregated Account) directamente con el Registro Central.

¿Era necesario hacer estos cambios?

En realidad, no. El sistema español anteriormente vigente ya funcionaba bien, con sus pros y sus contras. ¿Por qué ahora esta reforma? La CNMV ha intentado compatibilizar el modus operandi del mercado nacional con los mercados europeos. Como todos sabemos, cada “maestrillo tiene su librillo” y no sólo cada país miembro dispone de su propia legislación sino también de su propio sistema.