¿Sabes cuánto están contaminando tus criptomonedas?

Se el primero en comentar

Las criptomonedas contaminan

¿Sabías que… la minería de criptomonedas consume más electricidad que 181 países? Descubre el impacto que están dejando tus criptomonedas…

¿Qué es la minería de criptomonedas?

Se le llama así al proceso de producción de criptomonedas y a la convalidación de sus transacciones. Consiste básicamente en resolver varios problemas matemáticos para liberar criptodivisas dentro de una blockchain.

Sin embargo, el camino es largo y con el paso del tiempo las cadenas de algoritmos se vuelven más complicadas. La consecuencia directa de ello es un mayor consumo de recursos energéticos, hardware y mano de obra.

En principio, para crear criptomonedas se necesita principialmente dos cosas: 1. una persona que trabaje con el algoritmo de la red (un programador conocido como minero) y 2. un ordenador o un equipo especializado para poder desencriptar los problemas.

La cantidad de criptodivisas que obtiene el minero como recompensa depende mayormente de su efectividad para resolver el código y el equipo que utilice.

Ahora bien, cada blockchain trabaja con su propio sistema de minería, siendo los más populares el famoso PoW (Proof of Work) que vemos en las grandes criptomonedas como Bitcoin y Ethereum y el PoS (Proof os Stake) como en Dash y NEM.

Además de existir otros sistemas, cabe destacar que muchas criptomonedas no pueden ser minadas (por ejemplo Populus) y que en muchos casos ni siquiera operan sobre una blockchain, como es el caso de Ripple.

En cualquier caso, resolver cualquiera de estos acertijos, el PoW o PoS, se ha vuelto tan costoso y complicado, que los mineros se reunen en pools (te lo explicamos más abajo).

Fuente: Youtube, canal «Magic Markets».

¿Cuánto contaminan las criptomonedas?

Aunque una criptodivisa es digital y no física, a sus espaldas se despliega un largo proceso de producción cuyo resultado directo es el uso masivo de electricidad.

Por lo tanto, las criptomonedas dejan un enorme rastro de emisiones de carbono perjudiciales para el medio ambiente.

Según un estudio realizado por Digiconomist en el 2018, se estima que solo la minería de Bitcoin consume entre 55,63 y 73,12 TWh de electricidad al año.

El gasto eléctrico que genera la minería de criptodivisas ya supera a países como Dinamarca y Bulgaria. Y según las estadísticas de Power Compare solo 38 países consumen más electricidad que el total de la minería Bitcoin.

Países que consumen más o menos electricidad que Bitcoin.

Fuente: Países que consumen más o menos electricidad que Bitcoin. Más info en https://powercompare.co.uk/bitcoin-mining-electricity-map/

Debido a la gran cantidad de recursos que consume la minería se han creados las famosas mining pools.

¿Y a qué se le llama mining pool? a un grupo de mineros que a través de un programa informático acuerdan minar criptomonedas y compartir las recompensas.

Funcionan de la siguiente manera:

1. Utilizando tecnología especializada que resuelve en equipo los acertijos hash.

2. En equipo los integrantes juntan sus herramientas, software y habilidades para generar bloques más rápido utilizando simplemente una CPU más potente pero con diferentes ordenadores conectados.

3. Una vez resueltos los bloques, todos los integrantes de la mining pool reciben una recompensa proporcional.

¿Por qué las criptomonedas consumen tantos recursos?

1. No se trata solamente de un grupo de personas detrás de un ordenador desencriptando códigos, sino más bien de miles de máquinas en todo el mundo trabajando las 24 horas del día en el caso de las tokens más famosos.

2. Daños humanos y medioambientales: dado que en países como la India o China la electricidad es más barata y las regulaciones ambientales y laborales más laxas que en occidente, las famosas fábricas de bitcoins han proliferado de manera descontrolada.

Estas fábricas son recintos gigantescos que estan encargadas principalmente de la creación de criptomonedas y muchas veces no cuentan con un registro oficial de sus servicios.

Por ello, a pesar de haber nacido como un método de pago no adscrito a ningún banco o gobierno, muchos tokens sí dependen y están en manos solo de ricos capaces de invertir en la tecnología necesaria para minar las divisas.

3. El uso excesivo de las GPU o de las tarjetas gráficas produce mucha electricidad, generando a su vez un calentamiento muy elevado de las máquinas. Para impedirlo, se necesitan grandes instalaciones de turbinas que generen aire fresco.

4. Utilizar criptomonedas también implica echar mano de otros recursos: billeteras electrónicas, programas eficaces para enviarlas y recibirlas de manera veloz, mantenimiento y mejoras de la red, intermediarios y exchanges, hardware (móviles, PCs, USBs), etc.

Criptomonedas que más energía consumen

Bitcoin

La madre de las criptomonedas es también la moneda electrónica con mayor valor en el mercado y por ende la más solicitada. Tan solo en el 2018 la producción de Bitcoin consumió 58.93 TWh

El problema actual de Bitcoin es la dificultad para resolver su sistema criptográfico. Se ha vuelto tan complicado que se requieren grandes procesadores electrónicos para que velozmente puedan generar ganancias.

El consumo de energía de Bitcoin es igual al de Suiza

Fuente: El consumo de energía de Bitcoin «es igual al de Suiza». Más info en https://www.bbc.com/news/technology-48853230

Ethereum

Sin duda la segunda criptomoneda más popular en el mercado y al igual que Bitcoin la dificultad va aumentando día a día y el proceso de producción.

Solamente el producir Bitcoin genera más energía que Suiza, ahora si añadimos Ethereum, Dash, Litecoin, a la lista tenemos anualmente un desborde gigantesco de toneladas de CO2.

Según la web de noticias Xatakauna, la creación de Ethereum es igual al uso de 65 millones de lavadoras solo en Estados Unidos, unos 19,5 TWh al año.

¿Qué hacer para evitar la contaminación?

Las criptomonedas aportan también grandes beneficios no solo desde un punto de vista financiero al no tener que depender de un banco central, sino también por el hecho de ser digitales y no requerir de materiales físicos para su manufactura, almacenamiento y distribución.

Por otra parte y dado que se requieren potentes ordenadores y un alto consumo de energía, la minería empieza a nos ser rentable para los mineros.

Por ello ya se han desarrollado varias técnicas que fomentan el ahorro de energía y al mismo tiempo se centran en resolver rápidamente los problemas matemáticos, por ejemplo: tarjetas de video (GPU), chips programables (FPGA) y chips especializados ASIC (del inglés, Circuitos Integrados de Aplicación Específica).

No todas las criptomonedas buscan aprovecharse de países en vías de desarrollo, también existen criptomonedas de procedencia segura, esto quiere decir que son creadas en países donde la minera se encuentra regulada y su creación es sustentable.

Éste es el caso del token Enigma, cuya sede se encuentra en Islandia. Por una parte el país ofrece electricidad barata proveniente de energía geotérmica y, al ser de clima frío, la expulsión de aire caliente de los ordenadores no require de grandes instalaciones como sucede en China o la India.

No todo lo que brilla es oro en las criptomonedas pero aún así se han desarrollado alternativas sostenibles para la creación de criptodivisas que buscan mejorar el mundo financiero.

Y ya que estás aquí…

energías renovables

Decide invertir de manera responsable, ya no hay excusa, te explicamos por qué son rentables y cómo invertir en energías limpias..

Invertir en renovables

Aprende a comprar Ethereum

Tutorial: guía esencial para aprender a comprar Ethereum
paso a paso. Te explicamos todo sobre la segunda criptomoneda más usada.

Aprende a comprar Ethereum

Fundeen: crowdfunding en energías renovables

Fundeen es una empresa española dedicada en la inversión de energías renovables mediante el crowdfunding. Conoce más sobre ella y su rentabilidad del 7% …

Fundeen »

Foro de discusión
>