¿Cómo nos afecta la crisis catalana a los inversores?

imagen de la estelada [email protected], no eres la única persona que se ha planteado esta pregunta.

El mundo de la inversión es de naturaleza variable y de vez en cuándo nos da algún que otro susto. Ahora se presenta con un agravante para añadir más dramatismo a los mercados: la independencia de Cataluña.

¿Ya sabes qué está pasando y cómo afecta a tus inversiones? ¿Están en peligro tus ahorros? ¿Qué hacer si Cataluña se independiza?

  1. Contextualizando: ¿qué ha ocurrido en Cataluña?
  2. Repercusiones económicas de la crisis
  3. ¿Están en peligro mis inversiones?

Pero, ¿Qué ha pasado en Cataluña?

En realidad nadie lo sabe a ciencia cierta; ni el gobierno español, ni el propio gobierno catalán y por supuesto tampoco la ciudadanía. Hasta aquí los hechos:

6.09.2017
El parlamento catalán aprueba la ley del referéndum en ausencia de otras fuerzas políticas. La convocatoria se establece para el 1.10.2017.

7.09.2017
El Tribunal Constitucional suspende la convocatoria de forma cautelar. En este momento el Parlamento catalán aprueba la Ley de Transitoriedad en ausencia de otras fuerzas políticas (para desconectar la legislación catalana de la española).

12.09.2017
El Tribunal Constitucional suspende la Ley de Transitoriedad de forma cautelar.

Entre medias un tira y afloja de querellas, recursos, citaciones judiciales, detenciones, manifestaciones, incautación de urnas, carteles, propaganda, etc.

1.10.2017
A pesar de haber cerrado miles de colegios y de haber impedido tanto por la fuerza como por vía administrativa la celebración del referéndum, éste tiene lugar el 01.10.2017. Se vota a favor o en contra de la independencia de Cataluña del estado español.

Mientras muchas personas votan sin mayor problema, otro tanto lo intenta en medio de la desorganización y el caos, o bien no pueden votar directamente.

¿El resultado? Según los organizadores, el sí gana con un 90% sobre un total de 2,2 millones de votos, mientras los observadores internacionales aseguran que no se han cumplido las garantías necesarias para tal votación.

10.10.2017
Carles Puigdemont (presidente de la Generalitat) declara y suspende la independencia de Cataluña en un mismo discurso, se cree que en busca del diálogo.

11.10.2017
Tras el confunso discuro de Puigdemont, el presidente Rajoy decide requerir formalmente por escrito si la Generalitat ha declarado la independecia o no. Esto es así en parte debido a una formalidad legal, en parte porque nadie sabe realmente si se declaró la independecia. 5 días depués y a 2 horas de que se cumpla el plazo de vencimiento, Puigdemont responde a Rajoy con una carta de 3 folios y 2 anexos, sin aclarar tampoco si ha declarado la independencia y propone, además, un máximo de 2 meses para concretar el diálogo.

16.10.2017
El Gobierno rechaza la carta de Puigdemont por ambigua y concede al Govern un segundo plazo para que aclare si ha declarado la independencia de Cataluña o no. El resultado es una carta tan ambigua como la anterior; Rajoy no encuentra una salida viable a esta situación y se comienzan los debates para la aplicación del 155.

Y en medio de este rifi rafe: registros de sedes oficiales, confiscación de documentos, detenciones, manifestaciones, etc.

27.10.2017
Tras el rechazo del president Puigdemont a acudir al Senado el día 26.10 para defender sus alegaciones contra la aplicación del 155, el Parlament proclama la independencia de Cataluña con la ausencia de 52 diputados. Mariano Rajoy procede a la aplicación del artículo 155, disuelve el parlamento catalán y convoca elecciones autonómicas para el próximo 21 de Diciembre. El 29.10.2017 tiene lugar una multitudinaria manifestación en Cataluña a favor de la unidad de España.

Actualizado

30.10.2017 – 08.11 2017
El ya expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se traslada a bruselas con 4 ex consellers, donde permancerá hasta que se aclare su extradición a España para ser juzgado por numerosos cargos. Mientras tanto en nuestro país, la jueza Carmen Lamela decreta el ingreso en prisión incondicional del vicepresident catalán, Oriol Junqueras, y de otros siete consellers. Se convocan manifestaciones en Cataluña para pedir la libertad de los presos.

Y mientras tanto en el plano económico…

En primer lugar, hay que tener en cuenta que Cataluña supone más del 20% del producto interior bruto español, siendo así que ¼ de todas las exportaciones nacionales son productos catalanes. Sin olvidar los ingresos derivados del turismo (los cuales se están resintiendo de forma notable) así como las inversiones extranjeras en la región.

Así el ambiente, el sentimiento de incertidumbre no sólo afecta a la economía catalana sino a la totalidad de España y por ende, a Europa. De hecho, hasta la fecha ningún gobierno europeo se ha pronunciado a favor del movimiento separatista, apelando más bien al diálogo interno entre Rajoy y Puigdemont.

El primer indicio de inestabilidad se plasma en el éxodo de las empresas catalanas tras la votación del día 1O. Comenzando por las grandes corporaciones financieras (como Sabadell y Caixabank) así como los gigantes del sector (Gas Natural, Catalana Occidente), y continuando por las medianas y pequeñas empresas; más de 900 entidades han localizado, cuanto menos, su domicilio social en otras comunidades autónomas. Aunque see cree que muchas entidades volverán a Cataluña una vez amaine la tormenta, otro tanto se ha marchado para no volver jamás.

En cualquier caso, a pesar de que la independencia se entiende como un escenario romoto, las empresas están actuando con prudencia; de manera que sus depósitos estén cubiertos en todo momento por el marco legal español en primera instancia y europeo en segunda.

Sin embargo, dichas garantías de seguridad así como el hecho de que alrededor del 70% de los ingresos de las cotizadas en el Ibex proceda del exterior, no han impedido el hundimiento en la demanda de bonos españoles, disparando así la prima de riesgo.

De forma similar, la situación política ha tumbado el precio de la deuda pública de la Generalitat. Los inversores temen que el Govern no pueda hacer frente a sus deudas, lo cual ha generado una fuerte subida en los bonos con vencimiento al 2018-2020.

A todo este maremágnum se añade el que la crisis catalana haya llegado en el último trismestre del año, momento en el cual ningún inversor está dispuesto a perder lo ganado y se evitan las posiciones arriesgadas.

Por otra parte, algunas de las agencias de calificación más prestigiosas califican la deuda catalana con un BB- (Moody´s), un BB (Fitch) y B+ con previsión negativa (Standard & Poor´s). Asimismo el FMI, el Banco de España y cía han previsto que el crecimiento de España en 2018 podría resentirse en un -0,5%, mientras que Cataluña puede llegar a perder un -2% de su PIB (esto es, alrededor de 4.000 millones). Mientras tanto, otras comunidades han incrementado su PIB, tal y como ya está ocurriendo en Madrid donde se ha superado al PIB catalán por primera vez este año.

Naturalmente, esta situación dantesca no sólo afecta a los activos de renta fija y variable, sino también al buen comportamiento del mercado inmobiliario español, al valor del par EUR/USD y la propia imagen del país entre otros.

Y ahora ¿están en peligro mis ahorros?

En este caso se presentan tres posibles escenarios:

1. El Govern y el gobierno de Rajoy entran en razón e inician el diálogo: (lo cual para muchos sería el camino más sensato). La economía seguiría su curso sin mayores inconvenientes.

2. Declaración unilateral de independencia: en este caso no ocurriría nada con el dinero depositado en los bancos, tanto españoles como catalanes. Dichas entidades seguirán actuando bajo la supervisión del Banco de España y la protección del Fondo de Garantías de depósitos español.

3. Cataluña se independiza: este último supuesto sí conlleva enormes complicaciones. Si Cataluña sale del Euro tendría que crear una nueva moneda, enfrentándose a devaluaciones y la posible huída masiva de los inversores de renta variable.

Esto podría dar lugar a la congelación de los depósitos y por lo tanto al advenimiento del temido “corralito” (a pesar de que los grandes bancos catalanes como Sabadell y Caixabank hayan mudado su sede a otras provincias españolas), ya que las entidades habrían perdido gran parte de su liquidez.

Por otra parte, una salida de Cataluña a los mercados estaría rodeada de incertidumbre, ya que por ahora ningún gobierno ni país avala la credibilidad de un posible estado independiente catalán.

Así el patio, la crisis política en Cataluña nos afecta a todos. Dado que nadie puede predecir con seguridad qué va a ocurrir, no nos queda otra que seguir haciendo cábalas y observar los mercados más cuidadosamente que de costumbre.

También te puede interesar…

iamgen de una bolsa de inversión

Aprende a calcular el canon de bolsa español en un segundín: cuánto cuesta, cómo aplicarlo, tipos de comisiones, etc.

Canon de bolsa»

broker degiro

Degiro: el bróker más barato para comprar acciones en el BME y bolsas internacionales:
a 2,40€/Orden con canon de bolsa y comisiones de custodia incluidos

Leer Review Degiro »

infografía que reza: bolsas y mercados de españa

Por fin explicado: en 5 min. cuántas son y cómo se organizan las bolsas y mercados españoles ¿Ya sabes qué es el BME, la CNMV..?

Bolsas españolas»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.