26 febrero, 2015

¿Cómo invertir en bolsa? Guía para principiantes

infografía en la que se lee: aprende a invertir en bolsa desde cero

Las inversiones en bolsa son una buena herramienta para obtener rendimiento a partir de tus ahorros de manera que puedas aumentar tu capital de forma significativa.

Sin embargo, durante demasiado tiempo se ha mantenido a los minoristas al margen de las bolsas, a menudo vistas con desconfianza. ¿Por qué? En gran medida por desconocimiento y por las cuantiosas cantidades que era necesario invertir.

Hoy en día la cosa ha cambiado. Si se negocia con cabeza, la bolsa está abierta a todos los inversores. No es necesario que tengamos una carrera, dos másteres en economía y la cuenta corriente rebosando miles de euros.

Con un pequeño monto inicial (no superior a los 1.000 EUR) y dedicación se pueden comprar acciones, invertir en divisas, ETFs, bonos, etc. ¿Sabes cómo? Te los explicamos paso a paso para que ¡aprendas a invertir en bolsa desde cero!

  1. Conceptos básicos sobre acciones
  2. Bolsas, cotización y su funcionamiento
  3. ¿Cómo invertir en bolsa? Explicado paso a paso
  4. 5 Consejos para invertir en bolsa

¿Tienes lo que hay que tener para invertir?

Antes de empezar a operar en bolsa tendrás que aclarar varios conceptos básicos de trading así como aprender el funcionamiento de los mercados:

Terminología y conceptos básicos a la hora de comprar acciones

Es importante conocer la jerga financiera con la que vamos a trabajar así como definir conceptos imprescindibles: qué son las acciones, en qué fijarse la hora de invertir, qué es el PER, el PBA, cómo funcionan los mercados, etc.

Ten en cuenta que el juego de la bolsa se basa en la picaresca y en las predicciones de futuro, por lo tanto no hay leyes ciertas sino verdades a medias. Quizá formes parte de ese 1% afortunado que encuentra el caballo ganador a la primera, sin embargo, la realidad es que para tener éxito en tus inversiones tienes que saber lo que haces.

Terminología: una acción es un título que representa una una fracción del capital de una sociedad. En otras palabras, al comprar una acción estás adquiriendo una parte de la empresa en cuestión y por lo tanto, se te otorgan una serie de derechos (como el cobro de dividendos o el derecho a voto en la junta de accionistas), los cuales dependen del tipo de contrato que firmes.

Para ampliar la información, visita:

Conceptos básicos sobre acciones
¿Qué es una acción? ¿Por qué vendería una empresa sus acciones? Tipos de acciones: preferentes y ordinarias
Seguir leyendo »

Bolsas, acciones y cotización

Una bolsa de valores es básicamente una organización pública o privada que ofrece una estructura para que sus miembros participantes vendan y compren activos (ya sean acciones como fondos de inversión, bonos, índices, etc.)

Para ampliar la información, visita:

Conceptos básicos: bolsas y mercados de España
¿Qué son el mercado primario y el secundario? ¿Cómo funcionan y cuántas bolsas hay en España? ¿Qué papel juegan el BME y la CNMV?
Seguir leyendo »

En este marco financiero, tanto inversores como vendedores ajustan el precio de una acción en bolsa: lo que se conoce como cotización. Este precio se basa sencilla y llanamente en la ley de la oferta y la demanda: a más compradores dispuestos a pagar, mayores precios.

Por consiguiente, nos encontramos ante la pregunta del millón: ¿qué acciones comprar? Aquí entran en juego varios factores, a través de los cuales los inversores pueden guiarse para prever el éxito o desastre de la empresa en el futuro: informes de rentabilidad corporativa, calidad y visión de los productos, análisis de su evolución económica; pero también: estado financiero del país, inflación, regulaciones gubernamentales, empresas de la competencia, etc.

Aprendiendo a invertir: el ejemplo de las manzanas
Pongamos que un vendedor se lía la manta a la cabeza y ofrece en bolsa manzanas a 1€ la pieza. El negocio no arranca, parece que el vendedor ha determinado un precio de salida muy alto y apenas vende unas manzanas. Por lo tanto, la solución se encuentra en bajarles el precio.

La estrategia funciona y al terminar la jornada, el vendedor ha colocado casi todas las manzanas, sin embargo, todavía le quedan unas pocas. Como no quiere llevárselas a casa, deprecia todavía más su valor y así, consigue vender todas las frutas a los últimos compradores del día.

Es evidente que aquí ha ocurrido un hecho: los compradores de primera hora de la mañana han pagado mucho más por las manazanas que los inversores de la tarde.

Esto es precisamente lo que sucede en cualquier bolsa del mundo. La evolución de los precios o las cotizaciones van variando a la largo del día y los inversores tienen que estar atentos si quieren cazar el mejor precio.

Pero, ¿cómo comprar acciones? Este proceso se lleva a cabo: o bien a través de un asesor financiero personal (que lleva la cartera del cliente y le indica donde invertir en bolsa) o bien a través de un bróker. En ambos casos se trata de un intermediario encargado de ejecutar las órdenes en nuestro nombre.

¿Se puede invertir en bolsa o en acciones sin la ayuda de un bróker o un intermediario? No, ninguna persona a título personal puede adquirir o vender acciones de empresas que cotizan en bolsa. Para más información sobre este tema, visita: ¿Comprar acciones con bróker o sin bróker?

Terminología: “trading” no es otra cosa que la palabra inglesa para denominar “comercio”. En este contexto se aplica a cualquier proceso de compraventa de instrumentos bursátiles, especialmente en referencia a las estrategias a corto plazo (especulativas) en contraposición a las “inversiones” a la largo plazo.

Échale un vistazo a este vídeo introductorio sobre el funcionamiento de la bolsa y la compraventa de acciones explicado por los compañeros de La Bolsa para principiantes:

 

Invertir en bolsa online hoy

Comprar acciones y recibir los títulos en formato papel forman parte de tiempos pretéritos y viejunos. Ahora todos los procesos de registro y gestión se llevan a cabo electrónicamente, sólo necesitamos contratar una cuenta en un banco con servicio de bolsa o bien, directamente un bróker online.

Cómo invertir: explicado paso a paso:

paso número uno En primer lugar, vamos a buscar un bróker o un banco que nos ofrezca el trading con los activos que nos interesan (recuerda que no siempre todos los instrumentos están disponibles: acciones, divisas, fondos de inversión, etc.) Si todavía no lo tienes claro, no pasa nada, lo puedes revisar más tarde.

Otros factores a tener en cuenta para la elección: las tarifas (tanto fijas como por orden), calidad del servicio, fialibilidad y regulaciones, opiniones de otros usuarios, plataforma de trading y operativa, entre otras.

paso número dos Ábrete primero una cuenta demo si no estás seguro. La mayoría de los brókers especializados disponen de demostraciones gratuitas (y con dinero ficticio) o bien, de cuentas reales sin necesidad de depósitos mínimos.
En principio, sólo te hará falta una cuenta corriente y/o una tarjeta de crédito. Si deseas comprar acciones, también tendrás que contratar una cuenta de valores para depositar los títulos.

Para la apertura de una demo suelen pedir los datos personales más esenciales (nombre, teléfono, país y poco más) y el correo electrónico (que tendrás que confirmar). ¡Ojo! Es requisito indispensable firmar el acuerdo contractual durante el proceso, así que no está de más que le eches un vistazo al contrato.

paso número tresYa tengo la cuenta y ahora, ¿dónde puedo invetir en bolsa? Comienza por determinar cuánto dinero te puedes gastar. En CFDs puedes apalancarte y empezar con cantidades muy bajas (desde 5€), sin embargo el riesgo es bastante alto y son instrumentos muy complejos (tienes que estar muy atento al mercado). Mientras que en acciones puedes empezar a invertir con 1.000 eurillos.

Sea cual sea el presupuesto, jamás inviertas por encima de tus posibilidades, a saber: apuesta pequeñas cantidades o aquellos ahorrillos de los que pudieras prescindir, pero no con el sueldo del mes.

Por otra parte, los expertos recomiendan siempre diversificar la cartera con varios proyectos distintos de manera que, si una operación sale mal, no perdamos toda la inversión.

paso número cuatroMárcate una estrategia de inversión. En qué invertir va a depender muchísimo de tres factores: cuánto dinero puedes permitirte, de cuánto tiempo dispones y cuál es tu nivel de conocimientos.

Los inversores que tienen un capital ajustado y no quieren arriesgarse demasiado (ya que tampoco disponen de mucho tiempo libre para seguir sus inversiones), se inclinan más por los fondos de inversión o la compra de acciones a largo plazo. Con esta estrategía los beneficios pueden ser menores y definitivamente no son inmediatos, pero a la larga se ven los resultados.

Por otra parte, aquellos tráders que disponen de un capital más amplio y de más tiempo libre para dedicarle a sus inversiones, quizá se sientan más cómodos inviertiendo intradía a corto plazo y asumiendo mayores niveles de riesgo. Aquí los beneficios son tangiblemente mayores, como también podrían serlo las pérdidas (y cuidadín con apalancarse demasiado).

Una combinación de ambas estrategias es igualmente factible y así te aseguras aumentar tu patrominio a largo plazo con inversiores menos riesgosas y pruebas también a corto plazo sin invertir en ello todo tu capital.

paso número cinco Buscando las opciones más rentables ¿qué acciones comprar? Seguiremos a las empresas que tengan buenas perspectivas de futuro, cuyo sector industrial sea fuerte y alcista, que ofrezcan una alta rentabilidad por dividendo y cuyos beneficios crezcan a largo plazo por encima de la inflación.

Cada país o sector financiero tiene sus propios flujos de capital, por ello empresas que ofrecen buena rentabilidad en Europa, no tienen quizás los mismos resultados positivos en U.S.A. Una buena inversión comienza con la búsqueda de los sectores financieros al alza, como pudiera ser sanidad o el sector tecnológico, y continúa con un profundo exámen de los resultados publicados, generalmente de forma trimestral, por una empresa de nuestra elección.

Por supuesto, es aconsejable asegurarse del buen funcionamiento de dicha entidad con el mayor número de informes posible y tener en cuenta las tendencias del mercado, los flujos de capital, las fluctuaciones de la bolsa, etc.

Por lo general, se recomienda a los novatos comenzar a invertir con empresas del Ibex 35, ya que suelen ser compañías fuertes y estables.

Ya estoy listo… ¿Cómo compro las acciones? En realidad ésta es la parte más sencilla de todo el proceso. Grosso modo no tienes más que logearte en la plataforma de trading del bróker o banco donde hayas contratado una cuenta y buscar las acciones que te interesan.

Una vez hayas decido cuántas comprar, si te apalancas o no, etc. lanza una orden de compra (o venta) que será procesada por el bróker en tu nombre. No importa el momento del día, ya que, aunque los mercados estén cerrados o sea fin de semana, la orden queda guardada y será procesada tan pronto abran los mercados.

    Mejor Bróker para comprar acciones
    Bróker más barato: sin comisiones fijas, sin gastos de custodia + canon de bolsa incluido
    Cuenta real con sólo 0.10ctms
    Regulado por la Autoridad de Mercados Financieros (Holanda)

3.45/5 (11)

 

5 consejos para invertir en bolsa como un pro:

1. Nunca dejes de aprender
Copia y sigue a los mejores tráders, has cursos si puedes (tienes muchas posibilidades de pago y gratuitas), lee libros, blogs, tutoriales, etc.

Para ampliar la información, visita:

Mejores Cursos de trading
¿Ya sabes todas las posilidades que tienes? Puedes hacer cursos gratis, de pago, presenciales, online, seminarias impartidos por brókers, etc.
Seguir leyendo »

2. Sé constante y ten paciencia
No dejes que los nervios te superen, si todos los inversores ganáramos en bolsa al primer intento estaríamos todos forrados. Tampoco dejes tus inversiones en manos ajenas (aunque confíes en tu asesor) ni pases de ellas, mantenlas siempre bajo control.

3. Empieza con acciones y aminora los riesgos
Los expertos recomiendan comenzar a invertir en acciones porque son instrumentos menos complejos y más fáciles de entender. Diversifica la cartera y no compres chorrocientas mil acciones de una sola compañía (si quebrase te quedarías con lo puesto). Si no tienes ni idea sobre qué es la operativa intradía, infórmate muy bien primero antes de invertir: futuros, warrants, cfds, etc.

4. Sé realista e invierte con juicio
No te dejes llevar por la emoción e intenta definir tus objetivos de inversión y por ende, seguir una estrategia clara. Invierte solo y únicamente con plusvalías, nunca te la juegues con dinero que te pueda hacer falta.

5. Siempre atento a los mercados
No permitas que se te peguen las sábanas y mantén un ojo puesto en los mercados: leyendo las noticias económicas, análisis de expertos, cotizaciones, etc. Analiza constantemente las fluctuaciones de tus inversiones y mantente alerta sobre posibles bajadas o subidas.

También te puede interesar…

imagen con el top10 de brokers de bolsa

Averigua cuáles son mejores brókers para comprar acciones, compara sus tarifas, plataformas de trading, cuentas, regulaciones y más

Top 10 Brokers Bolsa

Degiro broker

¿Todavía estás buscando un bróker para invertir en bolsa? Pues échale un vistazo al análisis completo sobre Degiro: el bróker más barato para comprar acciones en el BME

Ver Perfil Degiro »

imagen donde se ven porcentajes

¿Sabías que al comprar acciones también tienes que pagar el canon de bolsa español? Apreden a calcularlo en 5 min.

Canon de bolsa »