Los futuros: ¿qué son y cómo funcionan?| Guía básica para principiantes

Se el primero en comentar

los futuros

Muchas materias primas, divisas e índices diferentes se negocian con contratos de futuros, ofreciéndote una gama de productos muy diversa. Entérate de más…

¿Qué son los futuros?

Como la palabra lo dice, los futuros son acuerdos en que la spartes se comprometen a comprar o vender una mercancía en una fecha y a un precio determinado en el futuro.
Estos contratos de futuros son un producto muy popular entre los Day traders.

El mercado de futuros puede ser utilizado por muchos tipos de agentes financieros, incluidos los inversores y especuladores, así como las empresas que realmente quieren recibir la entrega física de la mercancía o su suministro.

¿Qué son los contratos a futuro?

Los contratos de futuros son acuerdos que se negocian en bolsa, dado que estos se pueden comprar y vender en cualquier momento en que el mercado esté abierto hasta la fecha de cumplimiento. Como ya te lo comentamos, se trata de un producto muy popular entre los Day traders, que compran futuros de acciones de empresas, divisas, fondos de índice, etc.

En definitiva, son acuerdos entre compradores y vendedores de activos, como materias primas, divisas o acciones que se comprarán o venderán a un precio determinado en un día concreto del futuro.

Independientemente del producto con el que se negocie, ya sean materias primas, divisas o cualquier otra, tanto el comprador como el vendedor de un contrato de futuros están obligados a cumplir sus requisitos al final del contrato. Estas personas son inversores o especuladores, que intentan ganar dinero con las alteraciones de precio del propio contrato.

Por ejemplo, si el precio del combustible para aviones está en alza, el propio contrato de futuros se vuelve más valioso y el propietario de ese contrato podría venderlo por más en el mercado de futuros.

¿Cómo entender los futuros?

Los contratos de futuros permiten a los traders marcar el precio de un activo o materia prima. Estos contratos tienen ciertas fechas de vencimiento y precios fijos que se conocen con anterioridad.

Los traders utilizan el término «futuros» para referirse a la clase de activos en general. Sin embargo, hay muchos tipos de contratos de futuros disponibles para su negociación, entre ellos:

  • Futuros de materias primas, como el petróleo, el gas natural, el maíz y el trigo.

  • Futuros de índices bursátiles, como el índice S&P 500.

  • Futuros de divisas, como los del euro y la libra esterlina.

  • Futuros sobre metales preciosos como el oro y la plata.

  • Futuros del Tesoro de EE.UU. sobre bonos y otros productos.

Es importante tener en cuenta la distinción entre opciones y futuros.

Los contratos de opciones al estilo americano dan al titular el derecho, aunque no la obligación, de comprar o vender el activo en cualquier momento antes de la fecha de vencimiento del contrato. En cambio, el derecho de las opciones europeas sólo se puede ejercer en el momento del vencimiento.

El comprador de un contrato de futuros, en cambio, está obligado a tomar posesión del bien subyacente en el momento del vencimiento y no en cualquier momento anterior. El comprador de un contrato de futuros puede vender su posición en cualquier momento antes del vencimiento y quedar libre de su obligación.

De este modo, los compradores de contratos tanto de opciones como de futuros se benefician de que la posición del titular del apalancamiento se cierre antes de la fecha de vencimiento.

Pros y contras

Ventajas de los contratos a futuro

Los inversores pueden utilizar estos contratos de futuros para especular sobre las posibles direcciones de los precios de los activos.

Las empresas podrán cubrir el precio de sus materias primas o de los productos que venden para protegerse de los posibles movimientos adversos de los precios.

Los contratos de futuros sólo necesitan cierto depósito de una parte del importe del contrato con un bróker.

Desventajas de los contratos a futuro

Los inversores se enfrentan al riesgo de perder más que el importe del margen inicial del que disponían, ya que los futuros utilizan el apalancamiento.

Invertir en un contrato de futuros puede hacer que una empresa que intente protegerse se pierda en los movimientos favorables de los precios.

El margen puede llegar a ser un arma de doble filo, debido a que las ganancias se puedan ampliar, pero también las pérdidas.

¿Cómo operar con futuros?

Un bróker especializado en futuros probablemente te preguntará sobre tu experiencia en inversiones, tus ingresos y tu patrimonio neto.

Para determinar la cantidad de riesgo que el bróker te permitirá asumir, en términos de margen y posiciones, deberá consultarte para conocer tus límites y hasta dónde estarías dispuesto a llegar con tus inversiones.

No se dispone de un modelo industrial para este tipo de estructuras de comisiones y honorarios en el trading de futuros. Cada bróker ofrece unos servicios distintos de su competidor, algunos se encargan de la investigación y el asesoramiento, mientras que otros se limitan a una cotización y un gráfico.

Ciertos brókers te permitirán abrir una cuenta de demo para operar con dinero virtual. De esta manera, podrás experimentar y practicar con dinero ficticio antes de abrir tu primera operación con dinero real.

Esta es una forma inestimable de comprobar tu comprensión de los mercados de futuros y cómo los mercados, el apalancamiento y las comisiones interactúan con tu cartera.

Es aconsejable operar en una cuenta demo hasta que estés seguro de que lo dominas. Incluso los traders profesionales suelen hacer uso de este tipo de cuentas para probar sus nuevas estrategias.

Últimas consideraciones

Si te ha interesado el tema, y quieres empezar a investir en futuros, toma los siguientes puntos en cuenta:

1. La negociación de futuros

El trading de futuros funciona utilizando los CFDs para especular con el precio de un determinado mercado. Los CFDs pueden beneficiarse de los mercados que suben o bajan, dado que pueden utilizarse tanto en largo como en corto, lo que significa que podrán variar cuando estas predicciones sean correctas.

2. Elige un mercado de futuros para operar

Con tantos mercados de futuros entre los que elegir y explorar, se debe establecer cuál es el que más se ajusta al estilo de trading personal de cada uno. Ciertos índices experimentan una mayor volatilidad que otros, y podrían ser más adecuados para los Day traders a corto plazo.

Otros mercados, como los futuros sobre materias primas, suelen ser los preferidos por los traders que quieren ir a lo seguro y no apuestan fuerte por el riesgo y disfrutan de los mercados con menor volatilidad.

3. Decide en largo o en corto plazo

Ir en largo significa que estás especulando con que el valor de un futuro aumente, e ir en corto significa que está especulando con que su valor disminuya. Si crees que el precio de un índice, una materia prima o un futuro aumentará basándose en un análisis fundamental y técnico, abre una posición larga. Si, por el contrario, tu análisis pretende que los precios del mercado disminuyan, entonces abre una posición corta.

4. Establece topes y límites

La posibilidad de añadir topes y límites a tu operación debe ser altamente considerada antes de abrir tu posición. Los topes y los límites son herramientas muy recomendables para gestionar el riesgo al operar con futuros. Una orden de cierre detendrá su posición automáticamente si el precio se mueve a un nivel menos favorable, mientras que una orden de límite cerrará su posición automáticamente si se desplaza a uno más favorable.

5. Controla y cierra posiciones

Una vez que hayas colocado la operación, tendrás que supervisarla para asegurarte de que los mercados se comportan de la manera que esperabas. Si no es así, es posible que quieras cerrar la operación para minimizar las pérdidas. Recuerda que siempre puedes cerrar una operación de contrato de futuros antes de que llegue la fecha de vencimiento del contrato.

codigo descuento

Promoción
Trading desde cero

Modalidad

Presencial/Online

¿Dónde?

Madrid

Este artículo ha sido escrito en colaboración con los compañeros de Trading desde Cero

Sus cursos:
Curso de iniciación a la Inversión en bolsa con clases online en directo y acceso vitalicio a todo el contenido grabado. Incluye más de 20 horas de sesiones de Trading rooms para ver a traders profesionales operar en vivo con sus cuentas reales. Los alumnos reciben un seguimiento personalizado por parte de un tutor, vía email y teléfono, para resolver cualquier duda. ¡Aprende desde cero y por ti mismo a gestionar tu dinero!

Niveles
Principiante y Avanzado.

80% más barato el Curso online de trading con clases en directo (iniciación) cuesta 195€, pero si lo contratas aquí lo conseguirás por tan solo 40€ usando el cupón BROKERONLINE.

También te puede interesar…

Foro de discusión
>