Depósitos ¿qué son? ¿valen la pena? tipos + Mejores Depósitos del 2020

Se el primero en comentar
Última actualización: 16/10/2020 por Sijé

depósitos

Hasta hace algunos años los depósitos habían dejado de ser lucrativos por la poca rentabilidad que ofrecían. Ahora los bancos se han reinventado y lanzado nuevos híbridos (combinados, estructurados, etc.) encaminados a revivir a este dinosaurio financiero. Averigua más sobre el tema…

¿Qué es un depósito bancario?

En realidad, un depósito bancario no es más que una cuenta en la que depositas dinero.

Ahora bien, este depósito te genera una rentabilidad (fija o variable) durante todo el tiempo que dure el contrato.

Por lo tanto, tú metes tus ahorros en un depósito y el banco te paga por ellos regularmente (mensual, anual, etc.) un % de acuerdo a la cantidad que deposites y el tiempo que hayas contratado.

Generalmente, a diferencia de una cuenta de ahorros o corriente, no puedes retirar el dinero de un depósito cuando tú quieras, ni tampoco puedes realizar pagos con él.

En principio solo recibes los fondos una vez finalice el contrato, aunque existen excepciones a esta regla cuando se trata de causas de fuerza mayor (una enfermedad grave, pérdida del trabajo, etc.)

¿Y por qué querría contratar un depósito?

1. Porque es uno de los tipos de inversión más seguros

Ni siquiera si tu banco quiebra, perderías la inversión, ya que en la Unión Europea todos los depósitos están garantizados por el FGD (Fondo de Garantía de Depósitos) que indemniza a cada titular con hasta 100.000€ en caso de insolvencia del banco.

Por otra parte, las entidades que ofrecen estos productos son bancos debidamente regulados y registrados en países confiables.

2. Porque te ofrecen una rentabilidad asegurada por tus ahorros

Aunque bastante baja (en los buenos tiempos llegamos a ver un 5%), los bancos te pagan una rentabilidad por el dinero que deposites en su entidad. Actualmente en torno al 0,50-2% de intereses.

Así que, en lugar de tener tus ahorros parados y devaluándose con el paso del tiempo, puedes conseguir un dinerillo extra.

Eso sí, como ves, tienes que hacer una gran inversión si de verdad quieres sacar algo en limpio. Una rentabilidad anual del 1,5% para un depósito de 5.000€ son solo 75€.

3. Porque es fácil de contratar y no tienes que hacer nada

La verdad es que, al contrario que los brókers, un depósito bancario conlleva un riesgo (como toda inversión) pero es ínfimamente menor.

En realidad, lo único que tienes que hacer es contratarlo, depositar y esperar a que te vayan ingresando las ganancias.

4. Porque no tiene comisiones

Obviamente, al banco le interesa que tú deposites dinero en su entidad. ¿Por qué? Porque luego ellos reinvierten a su vez estos cash-flow en los mercados financieros (como les parezca).

Por lo tanto, no solo no te cobran comisiones, sino que te pagan (esto son los intereses).

Tipos de depósitos

Depósito a plazo fijo

Como su propio nombre indica, se trata de un depósito con interés fijo. Es decir, vas a cobrar el mismo % de intereses durante toda la vida del contrato sin trampa ni cartón.

Aquí, la Tasa Anual Efectiva (T.A.E.) es la referencia que se usa más con más frecuencia y se compone de: el interés nominal (TIN) + las posibles comisiones devengadas durante el plazo de inversión.

Es decir, si contratas un depósito a plazo fijo al 1,5% T.A.E., vas a recibir un 1,5% de intereses hasta que se venza el acuerdo pase lo que pase.

Depósitos estructurados

Este tipo de depósitos es más complejo y conlleva un riesgo mayor, ya que está referenciado o bien a un índice o la cotización de una empresa en bolsa.

Como ves, al tratarse de un referente variable, podrías incluso no recibir ningún interés si las acciones de la sociedad, por ejemplo, cayeran en bolsa.

Eso sí, la cantidad de dinero depositado no la perderías.

Depósitos combinados

Son depósitos a plazo fijo combinados con otro instrumento financiero, generalmente fondos de inversión.

Como te puedes imaginar, el riesgo es mayor pero también la rentabilidad.

Lo más interesante es que muchas ofertas te permiten combinar las participaciones como quieras, por ejemplo: 50% depósito fijo + 50% fondo de inversión, o 70% y 30% respectivamente, o 30% y 70%, etc.

En qué fijarte antes de firmar

Antes de dejar tu autógrafo en cualquier documento legal y vinculante, fíjate en los siguientes criterios:

1. Define cuánto vas a invertir

Lo normal es que mientras más dinero deposites, mejores condiciones contractuales tengas. Pero esta regla no siempre se cumple, así que quizás te convenga comparar primero varios bancos para ver cuál te das más por tu dinero.

Recuerda además que deberías invertir única y exclusivamente con dinero prescindible y jamás de los jamases con la nómina que te hace falta para llegar a fin de mes.

2. Define cuánto tiempo quieres invertir: plazo del depósito

Al igual que en el caso anterior, normalmente cuanto más tiempo dure el contrato, más intereses te van a pagar por tu depósito (aunque esta máxima tampoco está grabada en piedra).

Lo normal es que contrates a 6 meses, 1 año, 2, 3 o incluso 5 años. Eso sí, ten en cuenta que en la mayoría de los casos no podrás retirar el dinero hasta que finalice el contrato.

¿Y qué ocurre si necesitas el dinero antes de tiempo? Puedes cancelar de forma anticipada, pero probablemente tendrás que pagar una penalización.

3. Los intereses ¿cuánto me van a pagar?

Pues como has visto más arriba, depende del tipo de depósito que contrates, pudiendo ir desde un 0,15% hasta un 5% (o más).

4. Liquidación de intereses ¿cuándo me van a pagar?

Mientras que algunos depósitos abonan los intereses al vencimiento, otros lo hacen de forma mensual, trimestral, semestral o anual.

Esto no es, en realidad, tan trivial como parece, porque dependiendo de los plazos cobrarías más o menos dinero.

Digamos que contratas un depósito a 12 meses con una liquidación mensual y una inversión inicial de 100€ a un totalmente irreal 7% TAE; tras 3 meses nuestra inversión se habrá incrementado en 22,50€ (balance del depósito actual = 122,50€).

Tras 12 meses, habremos conseguido un total de 222,50€ ya que, al cobrar todos los meses, nuestro depósito se iría incrementando y sobre el balance total se iría aplicando un 7%.

Si en lugar de mensual, la liquidación fuese anual: 100€ a un fijo anual del 7%= 7€. Liquidación total = 107€. Ya ves cómo cambia la ecuación.

5. Tasas de interés que debes conocer: la TAE y el TIN

A la hora de contratar cualquier préstamo verás que los intereses se estiman en TAE.

La Tasa Anual Efectiva (TAE) es una fórmula que incorpora la tasa de interés nominal (TIN) + las posibles comisiones devengadas durante la vida del contrato.

En otras palabras, la TAE es lo que al final terminas cobrando.

Fuente: Yotube, canal: «Rankia»

Es importante porque el TIN (la Tasa de Interés Nominal), que es el porcentaje que se aplica al pago de intereses, no incluye los posibles gastos.

Puedes guiarte por ambos porcentajes para saber cuánto cobrarás, pero la TAE es más exacta y no tienes que estarle descontando costes.

Mejores Depósitos 2020

1. Depósito Wizink

Depósito WizinkWizink es un banco online fundado en el 2000 y se especializa en tarjetas de crédito y soluciones sencillas de ahorro. Cuenta con un equipo de más de 1.000 trabajadores el cual gestiona 3.400 millones de euros en saldos de tarjetas y 3.250 millones en pasivo de clientes.

  • El depósito a 36 meses, tiene un 1,30% TAE.

  • Tiene una retención aplicable del 19%.

  • Su cuenta de ahorro tienen un 0,10% TAE.

  • Los intereses serán abonados en tu cuenta trimestralmente.

  • No tiene comisiones, gastos de mantenimiento, ni transferencias.

  • Funcionan de manera sencilla contra tu entidad bancaria.

  • Solo acepta personas con residencia fiscal en España.

2. Bulgarian American Credit Bank (BACB)

Bulgarian American Credit BankEl banco Bulgarian-American Credit Bank AD (BACB) es una institución de crédito búlgara que desde su fundación en 1996, ha destacado por su estabilidad, políticas ecológicas y por ser el primer banco digital búlgaro.

  • Inversión protegida por 196.000 BGN por depositante y banco (100.000€)

  • Rentabilidad: 0,81 % anual (a 1 año) / 1,00 % anual (a 2 años)

  • Cancelación anticipada: sí, en cualquier momento

  • Pago de intereses: al vencimiento

  • Importe mín./máx: 5.000 – 100.000€

  • Depósito internacional ofrecido por la plataforma Raisin

3. Privatbanka

PrivatbankaPrivatbanka de Bratislava es el primer banco de Eslovaquia especializado en ofrecer servicios de banca privada y de inversión, alcanzando los 530 millones de euros en depósitos de clientes gestionados.

  • Inversión protegida por 100.000€ por depositante y banco

  • Rentabilidad: 0,80 % anual (a 1 año) / 1,04 % anual (a 2 años) / 1,23 % anual (a 3 años) / 1,34 % anual (a 4 años) / 1,36 % anual (a 5 años)

  • Cancelación anticipada: sí, en cualquier momento

  • Pago de intereses: al vencimiento

  • Importe mín./máx: 5.000 – 100.000€

  • Depósito internacional ofrecido por la plataforma Raisin

4. Banca Sistema

BlueOrange BankNacida en 2011 con sede en Milán (donde cotiza en bolsa), Banca Sistema es un banco de inversión y créditos que ofrece sus servicios y más de 13.000 clientes y que maneja un volumen de depósitos de más de 1.300 millones de euros (administra además activos de más de 2.000 millones de euros).

  • Inversión protegida por 100.000€ por depositante y banco

  • Rentabilidad: 0,65 % anual (a 1 año) / 0,95 % anual (a 2 años) / 1,14 % anual (a 3 años) / 1,28 % anual (a 4 años) / 1,36 % anual (a 5 años) / 1,54 % anual (a 10 años)

  • Cancelación anticipada: sí, en cualquier momento

  • Pago de intereses: al vencimiento

  • Importe mín./máx: 5.000 – 100.000€

  • Depósito internacional ofrecido por la plataforma Raisin

Sobre la autora
Tengo dos años de experiencia como redactora online. Mi trabajo se enfoca en la creación de textos donde buscamos crear un vinculo con el usuario.

También te puede interesar…

Foro de discusión
>